“Nos esperan unos meses moviditos”, comentan los agentes en relación a las huelgas llevadas a cabo en estos días por Air France y Vueling. En el caso de la francesa, los paros que se han ampliado ante las fallidas negociaciones ponen en vilo las reservas de cara a la temporada de primeras comuniones y fin del curso escolar cuando muchas familias optan por Disney como destino (Air France: cuatro días más de huelga y negociación atascada).

“Este año es particular, se van a juntar huelgas de dos aerolíneas por lo menos y además de los controladores aéreos en pleno verano”, asegura un agente a preferente.com, previendo lo que se les avecina, pues, recalca, “los agentes son los que damos la cara ante el cliente”. A los paros de Air France que se han ampliado para los días 3, 4, 7 y 8 de mayo, se suma la convocatoria de Vueling de sendas huelgas para los días 3 y 4 de mayo (Los pilotos de Vueling harán huelga el 25 y 26 de abril y el 3 y 4 de mayo), y la anunciada por los controladores aéreos de El Prat para el 20 de junio como reivindicación a la escasez de personal y al aumento de la carga de trabajo (Los controladores de El Prat convocan huelga para el 20 de junio).

Desde la patronal Acave, su presidente, Marti Sarrate, comenta que lo único que pueden hacer las agencias de viajes ante estas situaciones es informar y prevenir al viajero, pero la ley no ampara a las agencias ante este tipo de situaciones de cara a entablar denuncias. En estos casos, explica, lo único que queda es cambiar el vuelo e intentar que le afecte lo menos posible al cliente.

En el caso de los viajeros, estos están amparados por el Reglamento 261/2004 de la Unión Europea, que corresponde a las aerolíneas de la UE y a los vuelos cancelados que despegan de un país de la UE y el Convenio de Montreal que regula a los demás vuelos cancelados. El reglamento europeo establece que en caso de cancelación o retraso de más de tres horas el pasajero podrá reclamar, siempre y cuando la huelga, en este caso, no se considere como “circunstancia excepcional” o “causa de fuerza mayor”.

Desde la web reclamacióndevuelos.com, señalan que una huelga de pilotos no puede ser considerada como tal ya que “su resolución compete directamente a la aerolínea, por lo que es la última responsable de resolver sus problemas internos y que estos no afecten a los pasajeros que tengan vuelos contratados”. Así, según el portal especializado en reclamaciones a aerolíneas, los clientes de las compañías aéreas en huelga tendrán derecho a reclamar una indemnización que podría ser de entre 250 a 600 euros más gastos por dejar de disfrutar el vuelo y daños y perjuicios (hoteles perdidos o pagados durante la espera, comidas, reuniones de trabajo, etc.).

Fuente: Preferente.com

Ofertas de vuelos más populares

Ver ofertas de vuelo : https://viajesontime.es/vuelos-a-cuba

Ofertas de hoteles en cuba

Ver ofertas de hoteles:https://viajesontime.es/ofertas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies